14 consejos básicos para afrontar el invierno de manera saludable

El invierno es para muchos la época más complicada del año porque las bajas temperaturas y la climatología adversa en ocasiones traen consigo una serie de consecuencias que suelen manifestarse en nuestra salud a diferentes niveles. Que haga frío no significa que debamos renunciar a aquellos hábitos que nos ayudan a mantenernos bien física y psicológicamente.

Por ello, es necesario tener en cuenta una serie de recomendaciones para afrontar el invierno de la manera más saludable posible:PUBLICIDAD

· Evita los cambios bruscos de temperaturas.

· Abrígarse bien y evitar la exposición prolongada al frío. Presta especial atención a zonas del cuerpo como la cabeza, el cuello, manos y pies.

· Limita las actividades exteriores en condiciones adversas, especialmente si perteneces a algún grupo de riesgo (personas mayores, personas con enfermedades agudas o crónicas y aficionados al deporte al aire libre, principalmente).

· La higiene es básica contra los virus. Es de suma importancia lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, tapar la nariz o la boca al toser, utilizar pañuelos desechables y evitar tocar los ojos, la nariz o la boca.

· Revisar con atención el estado de la instalación eléctrica para prevenir situaciones peligrosas que puedan ocasionar riesgo de incendio, al igual que con las estufas de gas o chimeneas de leña.

· A pesar de que haga mucho frío, resiste la tentación de quedarte encerrado en casa. Puedes aprovechar las horas centrales del día, cuando la temperatura es más elevada, para salir a caminar.

· Si eres un amante del deporte al aire libre pero el clima desaconseja que salgas a entrenar, existen rutinas de ejercicios que puedes practicar en casa o en el interior de pabellones y gimnasios.

· Mantén una dieta equilibrada e incorpora abundantes frutas y verduras de tempoarada.

· Reduce el consumo de carbohidratos, como el pan y la pasta, y de otro tipo de alimentos hipercalóricos si no vas a moverte.

· Evita en la medida de lo posible bebidas como chocolate caliente y sustitúyelas por infusiones para no ingerir demasiadas calorías y evitar el exceso de azúcar.

· Es importante que mantengas un buen nivel de hidratación. Entre el clima frío y la calefacción interior tu piel puede verse afectada y quedar excesivamente seca. Bebe agua abundante y usa cremas hidratantes si es necesario.

· Al haber menos horas de luz y no exponerte demasiado al sol, es importante que trates de mantener los niveles de vitamina D bajo control porque es esencial para el sistema inmunológico y el estado de ánimo. Y en general, aumenta el consumo de alimentos ricos en vitaminas para mantener altas las defensas de tu organismo y evitar, en la medida de lo posible, caer enfermo.

· Un adecuado descanso también es vital para que nuestra salud no se resienta por lo que intenta dormir un mínimo de 6 horas y un máximo de 8.

· Cuida tu salud mental. El invierno es una época en la que es imprescindible mantener un buen estado de ánimo. Haz aquellas cosas que te hacen feliz y no renuncies al ocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *